Blog

Harley Quinn o “para qué me voy yo a quejar, que está buena”

Antes de nada, quiero comentar que no he visto la película sobre la que versa este artículo, Suicide Squad, y que, en realidad, para el objetivo del artículo no hace falta haberla visto. Porque, en realidad, no voy a hablar de la película como tal. Por lo tanto, si como yo no has visto la película, puedes leer tranquilamente lo que aparezca a partir de aquí. Además, también decir que los hechos que comento aquí no son ninguna novedad, sino me reflexión personal sobre algo que pasó hace tiempo, de lo que ya he hablado en mis círculos privados y sobre lo que estuve pensando, por diferentes motivos, hace poco.

Venga, vamos al lío.

Recuerdo casi perfectamente cuando empezó a promocionarse la película de Suicide Squad. Cómo todo el mundo parecía hypeadísimo porque iban a hacer o, más bien, estaban haciendo una película sobre el Escuadrón Suicida (tema del que me tengo que confesar profana). Recuerdo casi perfectamente las redes sociales, hervidero de hype y hate casi en cualquier ámbito que tenga que ver con la cultura pop.

Pero también recuerdo casi perfectamente también ese momento en el que empezaron a salir los diseños de los personajes. Ese momento en el que salió el diseño del Joker, interpretado por Jared Leto. Eso, queridos sugus, es lo que voy a empezar a denominar como “momento de hate injustificado“.

joker comparación.png
Izquierda, Joker de Suicide Squad (Fuente). Derecha, Joker’s Wall of trophies, de Brian Bolland

Los comentarios por las redes sociales no se hicieron de rogar cuando apareció la cara de Jared Leto como el Joker. Y lo que decían la mayoría de ellos se puede resumir en una frase sencilla: “menuda mierda, ese Joker no es nuestro viejo Joker gris“. Básicamente, los fans de los cómics de DC (y otros fans en general) se quejaban por el hecho de que el Joker que iba a aparecer en la peli no era el Joker de los cómics o el Joker del Batman de Nolan. Ponían el grito en el cielo y tildaban al Joker de Leto de, ojo al dato, no ser el Joker.

Venga, va, voy a dar a los haters parte de razón: si, el Joker de Suicide Squad no se parece en nada a los Jokers a los que tanto los cómics como la gran pantalla nos tenían acostumbrados. En que tiene el pelo verde y está como una cabra, y ya. Pero lanzo una pregunta: ¿qué hay de malo en ello? ¿Tan horrible es que no se parezca al diseño que crearon en los cómics y que fueron perpetuando más o menos en las pelis? Porque no sé, a mí no me parece tan grave. Ya no voy a entrar en el hecho de si el diseño del Joker que hicieron para Jared Leto me gusta o no (que, de hecho me gusta). Lo que me parece estúpido es el hecho de que, porque algo no te guste, ya no sea válido en ningún ámbito.

Pero esta no es la idea que quiero transmitir en el artículo. Bueno, un poco sí, pero no. Sigamos avanzando hasta el momento en el que se hizo público el diseño de otro personaje de la película: Harley Quinn.

harley
Izquierda, Harley Quinn de Suicide Squad (Fuente). Derecha, portada del cómic de Harley Quinn 2013 #1, por Amanda Conner (Fuente)

Dado que tampoco se parece en nada al diseño original del personaje (aunque si algo más al de la serie de cómics de 2013), era de suponer que las reacciones de los fans en contra del nuevo diseño de Harley Quinn también fuera de “menuda mierda, esta Harley no es mi vieja Harley gris“. Pero, oh sorpresa, no. Si hubo algún comentario siquiera parecido a los que el diseño del Joker suscitó, yo no lo leí. Nada de que aquella no era Harley. Nada de que menuda mierda de diseño.

Y esto, sinceramente, me llama poderosamente la atención. Es decir, ambos personajes sufren (?) un cambio físico notable con respecto a sus diseños originales. No voy a entrar en que todos los personajes de cómics varían en su físico porque muchísimos artistas se ocupan de su dibujo y diseño, bla bla bla. Quiero que nos quedemos con la idea de que todos tenemos una idea predefinida de Joker y una idea predefinida de Harley Quinn y ninguno de los dos personajes de la película se parecen a esa idea predefinida que tenemos de ambos. La diferencia es que uno de ellos es criticado duramente, llegando incluso a afirmar el hecho de no considerarlo el personaje que representa, mientras que otro pasa, sin más, por el filtro del hate.

¿Y adivináis cuál pasa por el filtro del hate? Habéis adivinado: el de la tía buena.

Posiblemente haya quien opine que estoy siendo una exagerada. Pero pensadlo bien. ¿Quiénes fueron la mayoría de los que se quejaron por el nuevo diseño del Joker? Ojo, que hablo de mayoría y que estoy hablando desde mi experiencia, no estoy haciendo una generalización. Exacto: los fans de género masculino. Se las dieron de puristas. ¿Pero por qué esos mismos fans de género masculino que se quejaron del cambio del Joker no lo hicieron con el cambio de Harley Quinn? De nuevo, habéis adivinado: porque está buena.

No voy a profundizar demasiado en el tema pero sí voy a comentar una cosa: está clarísimo que la Harley Quinn de Suicide Squad está sexualizada. Si pensáis que no, por favor, id a comprobar el significado de “sexualizar“, pensaos fríamente las cosas y luego venís. Como iba diciendo, entonces, Harley Quinn está sexualizada. El Joker, no. El diseño de Harley Quinn está orientado para satisfacer a esa mayoría de fans masculinos heteros a los que, además, va dirigida la película. El Joker, sin embargo, no. Por eso el cambio del Joker molestó, pero el cambio de Harley Quinn, no.

Y si no entendéis estas cosas, en serio, buscad el significado de sexualizar, o hablamos largo y tendido de ello. No me importa hablar de estas cosas, de hecho me gusta.

Ahora bien, dicho todo esto… Os confieso que me repatea. Ya no voy a entrar en el tema de los diseños. El cambio del diseño de ambos personajes, para decirlo de una manera algo fina, me la repanpinfla. Al margen de que Harley Quinn esté hipersexualizada, ambos diseños me parecen guays, ambos cambios me parecen bien. ¿Por qué no cambiar las cosas? El cambio es la base de la evolución y sin evolución no somos nada. Pero me repatean esos niñatos que se las dan de puristas pero sólo lo son cuando les conviene serlo. En serio, no me hubiera molestado tanto todo este asunto si hubiera visto que las quejas eran equiparables en ambos personajes y por los mismos motivos. Pero no lo ví.

Me repatea que la sociedad siga estando tan ciega que no quiera ver la mujer hipersexualizada en prácticamente todo el ocio que se consume. Porque no hay peor ciego que el que no quiere ver y esos puristas que se quejaron del Joker y no de Harley son de ese tipo: de los que se dejan engañar, niegan la evidencia de que la mujer está sexualizada y luego hacen como si nada.

BONUS: algo de lo que me he dado cuenta mientras buscaba las imágenes del artículo. Algo que no me debería sorprender, pero me asquea. La simple búsqueda de “Joker Suicide Squad” en Google imágenes me reportó fotos, por supuesto, del Joker de Jared Leto y bastantes memes ridiculizando el personaje o con frases en Impact y en amarillo chillón que rezaban “Worst Joker Ever?“. Mientras que la búsqueda de “Harley Quinn Suicide Squad” en Google imágenes trajo, evidentemente, fotos de la película, una cantidad nada desdeñable de cosplays y, además, edits y fanarts de una Harley Quinn todavía más sexualizada que la de la película.

Quien quiera entender, que entienda. Quien no entienda, aquí estoy para comentar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s