Blog

Cosas de series II: Rory, Jess y las relaciones tóxicas

Aunque creo que mi madre y yo éramos los únicos seres que quedábamos sobre la faz de la tierra sin ver ‘Las chicas Gilmore‘, voy a avisar de que este artículo puede contener spoilers sobre las tramas de las temporadas 2 y 3. Así que si eres uno de esos sugus que no ha visto ‘Las chicas Gilmore‘, quieres hacerlo y no soportas los spoilers… querido sugus, te aconsejo que, muy a mi pesar, dejes este artículo para más adelante.

¿Qué me pasa con las relaciones tóxicas en la ficción?, me pregunto yo. Es que no lo entiendo. Es casi como una atracción inevitable. Es como si cada vez que una persona en *introduzca aquí obra de ficción de cualquier tipo y género* esté debatiéndose entre una relación sana y bonita y una relación tóxica y tortuosa, mi cerebro dijera inmediata e irremediablemente “ve, protagonista o personaje secundario aleatorio, lánzate de cabeza hacia esa relación que te va a hacer más mal que bien“.

luke-jess
Yo y mis feels. Mis feels y yo (Fuente)

En realidad es algo que no soporto, pero quiero pensar que el hecho de ser consciente de que lo que estoy viendo/leyendo/escuchando es una relación tóxica minimiza un poquito el hecho de que me guste ver sufrir a los personajes por sus amoríos (?). Y que conste en acta que no estoy a favor de las relaciones tóxicas en la vida real y que no comulgo con la idea de que “el amor, para ser de verdad, tiene que doler“. Porque me parece una soberana gilipollez.

La cuestión es la siguiente.

Cualquiera que haya visto las primeras temporadas de ‘Las chicas Gilmore‘ estará familiarizado con Rory, Dean y Jess, aka “el triángulo de amor adolescente cliché“. Y para los que no, os pondré un poco en situación. Rory es la chica buena del pueblo, a la que todo el mundo quiere. Una buena estudiante, le encanta leer, tiene una muy buena relación con su madre, es responsable… Conoce a Dean, un chico nuevo en el pueblo, que también es muy buenín y bueno, al final empiezan a salir. Pero al principio de la segunda temporada, llega Jess. El malote. Es el adolescente que se mete en líos, que no va a clase y que prefiere estar leyendo antes que en el instituto (esto me llamó mucho la atención: el malote es un lector empedernido). Y Rory empieza a sentir curiosidad por él, porque comparte más cosas con Jess que con Dean, su novio. Y entre pitos y flautas, la relación de Dean y Rory se va al traste (con un montón de reproches después de un maratón de 24 horas de baile) y ella decide que quiere empezar a salir con Jess.

kiss
POR FAVOR. Es que son monísimos (Fuente)

Y aquí empieza la relación tóxica. Bueno, no aquí, aquí. Pero casi. Jess, como buen tío malote, va a su bola. Pasa de todo, y eso incluye a Rory. No va a clase. Odia a Dean cuando Rory quiere seguir teniendo una relación con él y tienen un par de encontronazos. Y eso a ella le hace daño, evidentemente, pero no quiere cortar. No es hasta el final de la temporada 3 cuando, después de una pelea que llega a las manos entre Dean y Jess que este último se pira a California, justo antes de la graduación de Rory. Y la temporada termina con Jess llamándola pero no diciendo nada y ella contándole entre lágrimas que está harta y que hasta aquí.

Ahora que os he resumido la situación, el tema es el siguiente: no puedo evitar que me de pena que Jess y Rory no estén juntos. Y me pregunto, ¿por qué? ¿Por qué me atraen tanto las relaciones tóxicas en la ficción? ¿Por qué me gusta tanto que el chico malote esté con la chica buenina? Al principio me intento autoengañar diciendo que “ella le va a venir bien al malote del pueblo“, pero lo cierto es que en el fondo sé que casi todas estas historias acaban igual: ella acaba herida y él sigue siendo el mismo chico malote.

Me gustaría dar una respuesta sesuda, bien reflexionada. Pero lo cierto es que no tengo respuesta. Al menos no una clara, meditada y profunda. Supongo que es porque desde que tengo uso de razón en la ficción me han bombardeado con mensajes positivos hacia las relaciones tóxicas, hacia ese chico malote que no trata bien a la chica buena, pero ella le deja hacer hasta que se harta y acaba por romper en un mar de lágrimas. Si me pusiera a pensar, sacaría un millar de ejemplos sobre ese tipo de relaciones en la ficción y realmente obtendría pocos de relaciones sanas, con comunicación y libertad.

Y en realidad me repatea muchísimo. Porque en la ficción, nos guste o no, encontramos roles que han prevalecido y prevalecerán y que interiorizamos de forma inconsciente. Quiero creer que el primer paso es darse cuenta de esos roles y esas actitudes tóxicas y dañinas en las relaciones de la ficción. Me consuelo con el hecho de que no me es ajeno, de que no estoy ciega ante la trama manida y barata de las relaciones dañinas.

Cool book.gif
Rory y Jess appreciation gif. Porque si (Fuente)

Pero, y esto es algo que últimamente se está olvidando mucho, que critiques algo por ser tóxico o machista no quiere decir que te deje de gustar. Y que te guste algo tóxico o machista no te hace peor persona, siempre y cuando seas consciente de que ese algo es tóxico o machista. El hecho de que sea consciente de ello no inhabilita la posibilidad de que esté enfadada y triste, porque Rory y Jess pegaban un montón, se querían y podía haber acabado siendo una relación bonita y sana.

Si, soy una fangirl de Rory y Jess. No, no tengo remedio.

Guardar

Anuncios

8 thoughts on “Cosas de series II: Rory, Jess y las relaciones tóxicas”

    1. Hostia, ya ves. El cambio de Dean cuando aparece Jess es para darle un sillazo en la cara. De hecho, incluso se porta mejor Jess con Rory cuando Dean y Rory todavía están juntos, me atrevería a decir…

      Le gusta a 1 persona

      1. Y el rubio de Chilton. Es lo que me terminó cansando un poco para que dejara la serie aparcada, que se pone en un plan de relaciones tóxicas y de centrarse tanto en el ‘love interest’ que…

        Me gusta

  1. Mis feels con esta entrada que no había leído y AHHHH.
    Yo soy del Team Jess forever, pero sí es verdad que me enfadé mucho con partes de su relación. Nunca tragué a Dean, y Jess es el contrapunto a él, pero es que es tan adorable, y lee y es inteligente y sensible y *sigh*
    Me enfadé mucho cuando ella está en Yale y él va a buscarla después de tanto tiempo desaparecido y le dice que se marche con él, que es lo que ella quiere. Y me dio la sensación de que es como para el espectador (YO) odie a Jess y diga: No te conviene, Rory. Y eso.
    ¿Has visto los capítulos nuevos?
    Sigo siendo Team Jess ❤

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad es que Dean es para echar a comer aparte. No me gustaba porque le cortaba mucho a Rory y por eso Jess fue como OH DIOS, PERO NO VES QUE ESTÁ HECHO PARA TI. Pero jo me gustó como enfocaron todo el tema de Jess y lo de Yale, cuando va a buscarla es como… UF. Pero cuando aparece al final, ya reformado con la editorial y tal es como AY QUE MAJO.

      Aún así, soy del Team Logan a tope. Me encanta, creo que es el que mejor se ha portado con ella durante sus relaciones. Y mira que tiene telita, pero es que Dean y Jess… Ugh.

      Y si, he visto los nuevos y 😍😍😍😍😍😍 QUIERO MÁS.

      Le gusta a 1 persona

      1. Que si no nos la dan ya lo escribo yo y se lo tiro a la cara (?)
        Yo la relación de odio la tengo con su padre xD Aunque no me gustó nada cómo y por qué cortaron la última vez, así te lo digo y eso si que no se lo perdono.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s