Blog

BuJo: introducción a mi bullet journal

Al final va a ser verdad eso que dicen de que “año nuevo, vida nueva”. O más o menos, porque en realidad debería cambiarlo por “año nuevo, formas de organización nuevas”.

Antes de nada, cabe comentar el hecho de que, aunque me considero una persona activa en redes sociales e internet, más que nada porque me paso bastante más tiempo del que quizá debería metida ahí, no me entero de la misa la media. Pero esto pasa en todas las facetas de mi vida. Puedes estar hablando de algo a mi lado y a voz en grito, que es posible que yo no me entere de nada. Pues con internet igual. Algo puede haberse puesto muy de moda, que yo posiblemente no me entere hasta años después.

Soy así. Queredme (?).

El caso. Antes de ayer estaba yo perdiendo el tiempo, para variar, buceando por twitter cuando me encontré dos palabras en concreto en una bio de una chica: bullet journal. No tenía ni idea de qué era aquello, pero tampoco le di mayor importancia. Entré en su blog, y cotilleando me encontré que tenía una categoría con esas mismas dos palabras. Y yo, que soy muy curiosa, le di click.

Encontré el paraíso.

Para los profanos (como era yo hasta antes de ayer). El bullet journal es un sistema de organización bastante sencillo que se basa en organizarlo todo desde lo más amplio (el año) a lo más pequeño (el día), utilizando para ello las viñetas o bullets con un código de símbolos. Cuando tienes un bullet journal tienes todo el año conectado entre sí, todos los eventos, tareas y listas en un mismo sitio y (lo que personalmente me gusta mucho) no dependes de la batería del móvil para estar organizada. Lo cierto es que dicho así suena bastante más complicado de lo que realmente es. Aquí lo entenderás mucho mejor.

Básicamente lo que tienes que hacer es coger una libreta suficientemente amplia para todo el año, hacer un calendario anual, uno mensual y uno semanal para empezar. Yo hice mi calendario anual lo primero de todo. El fundamento de este calendario es apuntar eventos que ya tengas fijos, o cumpleaños o cosas de las que te tienes que acordar sí o sí a lo largo del año.

20170102_203229
Bonico, ¿verdad? 😀

Después añadí un par de cosillas opcionales pero que quería tener en mi bullet journal: una lista de libros y un planificador para el blog. Porque si, soy un desastre para esto del blog y siempre que quiero escribir no tengo ideas. Y cuando tengo ideas no puedo escribirlas ni publicarlas, así que acabo por no preparar nada y publicar menos.

20170102_203247
Ojo al tachón guapo, guapo
20170102_203255
No se nota, pero esas letras de colores tienen glitter y ME ENCANTA

Y después el meollo del asunto: los calendarios mensuales y semanales. Hay que empezar poco a poco con esto del bullet journal, no vale hacer todas las páginas a lo loco. ¿Y por qué? Os preguntaréis. Porque hay que tomarse su tiempo para organizarlo todo pero, al mismo tiempo, dejar espacio para la improvisación. A lo mejor descubro que quiero hacer otra lista (también llamadas colecciones) que quiero tener a mano después de la primera semana de enero. Pues la hago, sin que eso perjudique a la segunda semana de enero, al mes entero o a la funcionalidad de la agenda. O quiero añadir algo curioso que me ha pasado en enero. O yo qué sé. Al fin y al cabo, tú te organizas tu agenda como quieras.

20170102_203424
Tengo que mejorar mi lettering y mi caligrafía. Lo sé.

El calendario mensual básicamente sirve para apuntar todos esos eventos que ya tienes planificados para el mes. Una boda, una entrega, un examen… Y, además, tener espacio al mismo tiempo para esas cosas que quieres hacer este mes y para las que todavía no tienes fecha (o no vas a tener fecha, porque son “propósitos”). Pues ahí lo tienes.

Tras ello vendría el calendario semanal. Hay quien reserva una única cara para él, pero yo he decidido usar dos, para tener más espacio. Que me gusta apuntar muchas cosas y hacer diseños divertidos y esas cosillas.

20170102_203342
Es en negro y plateado, aunque no se aprecie, y es genialongo. Y con glitter. Si, me encanta el glitter

El fundamento del calendario semanal es organizarte tu tiempo. Yo estoy opositando y mi escaso tiempo libre suele ser una locura en el cual picoteo entre todas esas cosas que tengo que hacer sin terminar realmente ninguna. Y cuando tienes poco tiempo libre eso es horroroso. Así que el organizarme el día en pequeñas tareas y además ponerlas por escrito (que siempre lo hace más real), ayuda.

Y os preguntaréis: ¿por qué no una agenda normal? Yo también me he hecho esta pregunta, la verdad. ¿Por qué no utilizar una agenda normal y corriente, de estas que venden en los chinos, si el fundamento de todo esto es organizarte y ya está? Bueno, pues aquí os dejo una lista de mis razones de peso a favor del bullet journal y en contra de la sosa agenda de los chinos.

  • El espacio

No sé si me pasa sólo a mí, pero con una agenda normal siento que tengo mucho espacio para unas cosas pero poco para otras. Por ejemplo, para la organización diaria me sobra espacio (y a veces hasta hojas enteras), pero para hacer listas y mantener todo ordenado no. El hecho de poder ordenar el espacio como tú quieras te da muchísima libertad. Que nunca está de más.

  • La creatividad

Desde pequeñita me he considerado una persona creativa y, aunque las artes gráficas nunca han sido lo mío, siempre me ha dado envidia esa gente que sabía escribir con una caligrafía preciosa o decorar una página con buen gusto. El bullet journal me permite hacer esto.

Vale que no es algo imprescindible en el diseño original. De hecho, es todo bastante más sobrio. Pero si buceas por internet te das cuenta de que la gran mayoría de personas que tienen bullet journal los decoran como quieren.

Y no puedo dejar escapar cualquier oportunidad de ser creativa.

  • El sistema de códigos

Vale, sí. Esto no es exclusivo de un bullet journal y puedes aplicarlo en cualquier agenda o en cualquier ámbito de tu vida. Pero, sinceramente. Hasta que lo descubrí a mí no se me había ocurrido hacer ese sistema de códigos tan funcional.

  • Todo en un mismo sitio

Yo, fan de las libretitas y las listas incompletas siempre acabo desperdigando todo lo que escribo. Hago post-it con listas de libros que acabo perdiendo o escribo en páginas sueltas de la agenda los temas sobre los que quiero hablar en el blog. Al final, acaba por ser algo poco funcional porque pierdo más tiempo en buscarlo que en hacerlo de nuevo o en intentar recordarlo.

Tenerlo todo en un mismo sitio (y con un índice, menos mal) es algo así como mi bote salvavidas.

Si, soy un desastre. Repito, hay que quererme así (?)

  • No batteries

En un mundo en el que casi todo está conectado a la red eléctrica o necesita una batería cargada para funcionar, algo analógico es una bendición. He probado unas cuantas apps de organización y de calendario, pero entre que mi móvil es una patata, está lleno de cosas por más que haga limpieza de fotos absurdas de whatsapp y tarda muchísimo (cada vez más) en reaccionar, siempre acabo por abandonarlas o desinstalarlas para ganar espacio. Así que algo que sólo depende de que lo lleve en el bolso (y creedme, a mí no me cuesta meterme una libreta en el bolso) viene bien.

Además, me gusta el papel. Me gusta escribir en papel. Llamadme chapada a la antigua, pero me gusta.

No me enrollo más. Lo cierto es que el bullet journal parece un sistema que promete. Lo he cogido con mucha ilusión, todo sea dicho, así que a ver si la ilusión se convierte en hábito y en diciembre puedo cerrar definitivamente el cuaderno con el año completamente organizado.

Y ahora os dejo. Voy a marcar como completada la tarea de publicar la entrada, yay!

 

Anuncios

4 thoughts on “BuJo: introducción a mi bullet journal”

  1. Tengo tan frescos mis sentimientos descubiertos hace unos meses que no me hace falta ni leerme la entrada (aunque lo he hecho). Veo que parecen gustarte tanto los to-do lists como a mí, así que supondré que te enamorarás tanto del BuJo como yo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s