Reseñas

Reseña: “Dime quién soy”, pero con menos palabras, por favor

Empecé este libro porque una amiga me lo había recomendado encarecidamente y hacía años que lo tenía en casa. Así que aprovechando el Leo Autoras me dije, ¿por qué no? Allá a principios de noviembre lo comencé. ¿Sabéis qué día es hoy? Pues eso.

Ficha técnica

Título: “Dime quién soy
Autora: Julia Navarro
Año de publicación: 2011
Páginas: 1096

No sé qué me esperaba cuando empecé el libro, pero desde luego no lo que me he encontrado. No voy a calificarlo como un libro malo, porque no creo que sea un libro malo. Pero sí que es un libro de “quiero y no puedo”, un libro que podría ofrecer muchas cosas, pero se queda a la mitad.

Empecemos con la historia. En realidad, no es una mala historia. Es la vida de una mujer víctima del tiempo en el que vivió y en ese aspecto podríamos decir que está bien. Refleja, más o menos, el ambiente de la Europa contemporánea a través de la propia historia de la protagonista, pero las notas positivas terminan ahí. Según iba leyendo el libro, iba pensando que la historia de Amelia era más bien la vida de ocho personas que de una sola. Y es que da la sensación de que es una historia sobrecargada de acontecimientos y sucesos.

Es decir: no resulta creíble. No voy a decir que un libro tenga que ser realista sí o sí, porque no creo que tenga que serlo, pero si tiene que resultar medianamente creíble, sobretodo porque estamos hablando de una novela con cierto carácter histórico y biográfico (aunque sea de una persona ficticia).

Lo cual me lleva a otro punto que me gustaría destacar: la pobre narrativa. No digo ya que la manera de escribir de la autora sea pobre, aunque en realidad no es que sea demasiado compleja o rica de matices. Esa es otra cuestión. El tema aquí es que el libro pretende estar escrito de forma de testimonio: es decir, es Guillermo el que se encarga de encontrar personajes que nos vayan narrando la vida de Amelia a través de sus propias experiencias con ella.

Pero esta ilusión de testimonio se pierde rápido, porque enseguida la autora pierde esa forma de narrar. Pronto pasa a un punto de vista que no es el del personaje que está hablando con Guillermo y empieza a contar cosas que éste no podría saber porque no estaba allí con una precisión que ni la propia Amelia podría. Con lo cual, ese carácter testimonial se pierde por completo y “ensucia” la historia, quitándole credibilidad a la narración. Es decir, entiendo que haya cosas que quieras contar que en forma de testimonio no podrías contar. Pero búscate otros modos de hacerlo, no pierdas credibilidad por la manera de narrar.

Así mismo, hay otra cosa que me escama y que, a mi gusto, también hace que la novela pierda credibilidad: los viajes de Guillermo. Este se pasa el día viajando de aquí para allá, de forma excesivamente rápida, a mi parecer, para hablar con gente, estar un día y luego volver. Pienso la cantidad de dinero que se ha tenido que gastar ese señor en billetes de avión y me salen tres úlceras y cuatro dolores de cabeza. Al mismo tiempo. Además, la excusa de “Guillermo, es que tienes que ir en orden, no te puedo adelantar acontecimientos”, me parece un razonamiento barato para ordenar el libro. Así os lo digo.

Aun así, el problema del libro no es únicamente de credibilidad. En realidad, me hubiera gustado que sólo fuera de eso (?). Pero adolece, también, de la pesadez de la protagonista. Lo siento, pero no soporto a Amelia. Durante la mayor parte del libro es, sencillamente, una niña tonta que no sabe lo que quiere en ningún momento. Además, no es consistente con sus propias decisiones. En la contraportada del libro dicen que es “presa de sus propias contradicciones”, pero yo creo que lo que nos muestra el libro es que Amelia es una mujer que no aprende y que no parece sacar nada de toda la mierda (que recordemos que es, prácticamente, la mierda de 8 personas) que vive y sigue comportándose de la misma manera a mitad de la historia que al principio.

Además, hay algo que me molesta mucho. Pero mucho, mucho, mucho. Y es que durante todo el libro se nos intenta vender a Amelia como una mujer fuerte, decidida e independiente, pero dista muchísimo de serlo. ¿Por qué? Basa toda su vida en hombres. Todo lo que hace, lo hace por un hombre. No hace nada por sí misma y hasta creo recordar que es ella la que en un momento del libro lo reconoce. Para mí eso no es una mujer independiente. Vale que sí, que el libro está ambientado en cierta época y las mujeres bla bla bla. Pero no me vendas a Amelia como una mujer independiente, porque no lo es. Es una mujer que se deja arrastrar por los hombres de su vida y que incluso parece, en ciertos momentos, que no tiene personalidad o ideas propias.

Ah. Y otra cosa que me molesta. Hay un momento en el libro en el que un hombre viola a Amelia y en el que se explicita que es una violación. Se dice claramente. Es evidentemente una violación. Pero Amelia, ni en ese momento ni más tarde cuando su familia se entera, actúa como tal. Lo supera como si nada, como si no hubiera sucedido nada malo, como si no la hubieran forzado. Y lo siento, pero no. Para mí eso es un ejemplo de cómo no tratar una violación en la ficción.

En definitiva, ¿considero “Dime quién soy” un mal libro? No. Es un libro que entretiene, pero parece que el único fundamento de ese libro es ese: entretener. Los personajes no son nada del otro mundo, incluso diría que son insulsos. La historia es sin más, demasiado recargada de acontecimientos y previsible. Le sobran como 500 páginas. La parte histórica es relegada a un mísero condimento y los datos históricos parecen estar copiados de un libro de texto. Amelia es un personaje tonto. Pero entretiene.

Al principio del libro hay una frase que, cuando empecé con él, me llamó la atención para bien. Ahora lo pienso y no tiene por qué ser bueno. Y es que, al parecer, la pretensión de la autora al escribir el libro es que nadie se aburra con sus historias. Creo que su manera de escribir deriva directamente de esa idea, que el hecho de sobrecargar la historia de Amelia de acontecimientos es producto de ella, pero que está llevada de mala manera. Está bien que quieras que tus lectores no se aburran, evidentemente todos los que escribimos queremos eso. Pero no sé. Meter acontecimientos y eventos en una historia como quien echa fideos de colores a un helado no me parece una buena forma.

Dime quién soy” no es un mal libro. Es, simplemente, un libro desaprovechado y excesivamente largo.

Anuncios

3 thoughts on “Reseña: “Dime quién soy”, pero con menos palabras, por favor”

  1. ¡Hola Luver! Estoy de acuerdo contigo en todo salvo en una cosa (como diría Rajoy XD): para mí “Dime quién soy” sí es un mal libro lol. Lo leí por recomendación de mi tía y me entretuvo, pero en todo momento tuve la sensación de que era pueril. La prosa es pueril, la narrativa es pueril y los personajes son pueriles.

    Partiendo del protagonista, Guillermo, que es un periodista “idealista” (hola, esto es tan años 20 XD) que se pasa todo el libro explicando a terceros que “mira es que como soy tan ético y moralista no encuentro trabajo”. Guillermo tú lo que eres es un mamarracho.

    Luego está Amelia. No hay quien aguante a Amelia. Hace cosas sin sentido, se deja engatusar por los hombres y encima le pasan las mil perrerías (lo que dices tú la vida de ocho personas) y NO EVOLUCIONA. Un personaje así es como un receptáculo vacío, no puedes sentir nada con él, como mucho rellenarlo con tus impresiones pero no identificarte con sus miedos ni sus contradicciones. Es que los miedos y contradicciones de Amelia no son tales, son más bien “deus ex machina” para que la historia avance, pero no encajan entre sí para configurar a un personaje con sentido XD. Amelia es la Mary Sue que en algún momento de la vida todas hemos escrito y que más adelante intentamos matar a toda costa (generalmente una vez superada la adolescencia XDD).

    Y por último está el “plot-twist”. VAYA, ERA AMELIA DESDE EL PRINCIPIO, NADIE SE LO HABÍA IMAGINADO HACE 500 PÁGINAS. No sé, un libro muy flojo y lleno de contenido innecesario. Te puede salir una historia mucho más interesante contando las aventuras del conserje del edificio donde vive Amelia en su jornada laboral… pero claro, para eso hay que hacerlo bien :D.

    Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente de acuerdo en TODO.
      Yo realmente digo que no es un mal libro simplemente porque el propósito es entretener y entretiene. No estoy para nada de acuerdo con los métodos que usa para entretener, pero entretiene. Eso si. No se lo voy a recomendar a nadie xD

      El plot-twist es de traca xD

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s