Reseña: “Sueños de piedra’ o de cómo hacer las cosas bien no es tan difícil

60

Título – ‘Sueños de piedra’
AutorasIria G. Parente y Selene M. Pascual
Año de publicación – 2015
Saga – Marabilia. Autoconclusiva
EditorialNoctura ediciones
Número de páginas – 573

Sinopsis

Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros.
Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad.
En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta… y del recuerdo del hombre al que ha matado.”

Aviso: esta reseña tiene algún spoiler chiquitín. Estará debidamente señalizado, no te preocupes.


Aunque ahora me de algo de vergüenza reconocer esto, lo cierto es que tardé en leerme este libro por pura y dura pereza. Pereza porque, nos guste o no, la novela juvenil ha sido despellejada en los últimos años a través de novelas tirando a maluchas con tramas simplonas y personajes hostiables. Y, nos guste o no, ‘Sueños de piedra‘ se encuadra dentro de ese género tan amplio.

Sin embargo, en enero me dio un pronto (que yo funciono mucho con prontos) y decidí darle una oportunidad. Es decir, había leído cosas buenas del libro y seguía a las autoras por twitter, con lo que había podido ver sus opiniones con respecto a ciertos temas. Así que me dije a mí misma que un libro salido de las entrañas de autoras con esas ideas no podía ser malo.

Por supuesto, no me equivoqué y me arrepiento muchísimo de no haber superado antes mi “fobia” al Young Adult y así haber leído este libro antes de lo que lo he hecho.

Sueños de piedra‘ es un libro fantástico, tanto en cuanto es fantasía y es realmente bueno. Lulu von Flama dijo en su reseña de ‘Rojo y oro que le hubiera gustado encontrarse con ese libro cuando tenía 15 años. Algo parecido me ha pasado a mí con ‘Sueños de piedra‘. Qué de cosas hubiera visto de manera distinta si, en vez de ‘Crepúsculo‘, hubiera leído ‘Sueños de piedra‘ en mi adolescencia. Pero no hace falta tener 15 años para poder apreciar todas las lecciones que nos enseñan las autoras a través de sus personajes y las historias por las que van pasando a lo largo del libro.

Creo que esa es una de las mayores virtudes de la novela: los personajes. No son muchos, pero los que hay están desarrollados de una manera especial y preciosa. Por un lado tenemos a Arthmael, ese personaje al que al principio del libro me dieron ganas de estrangular con mis propias manos porque, en fin, qué idiota es; pero al que, al final, quieres achuchar. Luego está Hazan que, en fin, es super cuqui (y al que estoy deseando conocer más en la secuela del libro, ‘Títeres de la Magia‘).

2017-02-3-13-53-01

Arthmael, Lynne y Hazan, en ese orden, por Lehanan Aida (Fuente)

Y Lynne. Ay, Lynne. Todas somos Lynne y lo digo completamente en serio. Es un personaje construído de una forma en la que se hace imposible no empatizar con ella si eres mujer. Porque las inseguridades, los conflictos y los problemas de Lynne a lo largo de la novela son las inseguridades, los conflictos y los problemas de cualquier mujer actual, grosso modo. Y están tratadas con tanta verdad y tanta crudeza que lo único que quieres es atravesar las páginas, abrazarla y decirle que la entiendes, que no está sola.

lynnael

Lynne y Arthmael siendo cuquis, por Lehanan Aida (Fuente)

Del mismo modo, también me encantan las relaciones entre los personajes. Me gusta la evolución de los mismos y como esto lleva a que las interacciones también evolucionen poco a poco. [SPOILER] Y aunque he de decir que en un primer momento me molestaba el hecho de que se diera, de nuevo, la “típica” historia de amor entre compañeros de viaje, cambié de parecer cuando vi la manera en la que estaba tratada: con tanto respeto entre ambos, convirtiéndose en una relación sana y llena de entendimiento de esas que tanto escasean en la literatura y que, por suerte, están empezando a salir cada vez más. Lynne y Arthamel no se pisan el uno al otro en ningún momento, respetan las decisiones del otro y no imponen, en ningún momento, su futuro al otro. En realidad me parece triste tener que recalcarlo porque escasee, pero es que es verdad. Más relaciones así en la literatura, por favor y gracias [FIN DEL SPOILER]

En cuanto a la trama del libro tampoco es que sea muy complicada. Es, como decimos en mi grupo de amigos, “muy sajarraja“: los personajes tienen una misión y van a tiro hecho, se cruce lo que se cruce por su camino. En realidad tengo la sensación de que es una excusa para el desarrollo de los personajes. Y ojo, eso no es malo. No tenemos que olvidar que ‘Sueños de piedra‘ es una novela YA y aunque si que es verdad que tampoco me hubiera importado una trama con un poquito más de complejidad, no me voy a quejar lo más mínimo; a veces también hace falta leer cosas más sencillas siempre y cuando estén bien hechas. Y ‘Sueños de piedra‘ está bien hecho.

Por último me gustaría destacar una cosa que llamó poderosamente mi atención nada más abrir el libro y es el punto de vista: ‘Sueños de piedra‘ está escrito en presente de primera persona. En un primer momento, esto me rechinó un poco. No termino de acostumbrarme al presente en las novelas y menos en primera persona, pero según van pasando las páginas y vas acostumbrándote a él, entiendes que la elección de este tipo de narrador es completamente necesaria dada la profundidad que las autoras querían dar a los personajes. Si el libro hubiera estado escrito con otro tipo de narrador, la inmersión en Lynne y Arthmael hubiera sido menor y le hubiera quitado parte de la gracia.

Y como último y pequeñísimo apunte final: echo de menos el punto de vista de Hazan. Aunque entiendo que las autoras dividieron la novela en dos tipos de capítulos (los de Arthmael y los de Lynne) por el hecho de ser una novela a cuatro manos y aunque también entiendo que meter el punto de vista de Hazan hubiera desvelado ciertas cosas, me da un poco de penita. Porque es un personaje al que no llegamos a conocer del todo simplemente por eso: por no tener sus capítulos. Habrá que leerse ‘Títeres de la magia‘ para eso.

En definitiva. Si os ha pasado como a mí y no habéis cogido ‘Sueños de piedra’ porque es literatura juvenil y “uf qué perezaos animo a darle una oportunidad. Os vais a encontrar con una novela fresca, interesante y relajada, con unos personajes maravillosamente construídos y para nada planos y con unas relaciones sanas y respetuosas que ya me gustaría haber leído cuando pensaba que ‘Crepúsculo’ era lo más romántico de la historia.

Anuncios

5 comentarios en “Reseña: “Sueños de piedra’ o de cómo hacer las cosas bien no es tan difícil

  1. Patri dijo:

    Me voy a tener que acabar leyendo este libro. Sólo he leído cosas buenas. Del libro y de las autoras. Aunque debo de decir que a mí lo de la primera persona también me chirría mucho y los libros a cuatro manos siempre me crea algo de desconfianza. Que algo tan difícil salga bien… ¡Pero le daré una oportunidad! Muy buena reseña, en serio.

    PD: Gracias por avisar de los spoilers en mayúscula y negrita jajaja

    Le gusta a 1 persona

    • LuverC dijo:

      Pues si al final te animas ya nos dirás qué te parece 🙂 La primera persona se hace rara al principio, pero luego te acostumbras… Yo me acostumbré tanto que un relato lo escribí así porque no me salía de otra manera xD

      Gracias por pasarte y espero que las advertencias del spoiler hayan sido suficientes >_____<

      Un beso 🙂

      Me gusta

  2. LuLu Von Flama dijo:

    Ays, gracias por la mención :*
    Yo ya te dije, soy ultra fan de Seliria. Su punto fuerte es el desarrollo de personajes más que la historia, pero se perdona porque está todo muy bien construido.
    Crepúsculo hizo mucho daño y yo solo espero poder aconsejar a las chicas adolescentes fantasía de la buena gracias a Seliria. Y bueno, que yo tengo 24 años y sigo disfrutando de la fantasía juvenil y sigo llorando como una magdalena con los personajes xDDDD

    Sueños de piedra es lo siguiente que leeré de ella sin duda.

    Le gusta a 1 persona

    • LuverC dijo:

      Es que justo leí tu reseña cuando estaba con este libro y me sentí tan identificada que era imposible no mencionarte 🙂 Lo cierto es que si, se nota que su punto fuerte son los personajes, pero tampoco me importa. Están bien construídos, son preciosos y lloras con ellos. No todo el mundo sabe hacerlo.

      Gracias por pasarte ❤ Un beso 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s