Reseñas

[Reseña] ‘Barro’, de Alicia Pérez Gil

35139442

Título – ‘Barro’

AutoraAlicia Pérez Gil

EditorialCerbero

Saga – Post Scriptum

Nº de páginas – 151




 

Alicia sabe qué llevará consigo y qué no cuando sus padres deciden cambiar de casa. Sin embargo, hay algunas cosas que quedan fuera de su alcance, como su hermana, su gemela problemática recluida en un centro especial, la única persona a la que quisiera tener a su lado en su nueva vida. Dispuesta a recuperarla, emprende un viaje más allá de las fronteras de lo real, al otro lado de la bruma de los sueños, donde cada uno de los objetos que ha guardado con ella demostrarán su auténtico poder. Y los necesitará, porque en el propio viaje se verá despojada de todo lo que la convierte en Alicia, incluido su propio nombre.


‘Barro’ es la primera novela del catálogo de Cerbero que llega a mis manos. Llevaba desde que nació la editorial queriendo hincarle el diente a alguno de los libros que publicaban porque, seamos sinceros, el formato llama la atención y las portadas son tan magníficas que es casi imposible no fijarse en ellas.

Así que en el Celsius 232 me acerqué al stand de la editorial y me compré 5 libros (4 bolsilibros y una novela, todos de autoras), porque no podía ser que hubieran pasado seis meses desde el nacimiento de la editorial y que yo no tuviera todavía uno solo de sus libros en mi estantería.

Por ningún motivo en particular, ‘Barro’ fue por el que me decidí a empezar. Hoy os traigo, por lo tanto, la reseña de este libro que, justo un mes después de habérmelo terminado, me sigue teniendo confusa.

Im so confused right now


‘Barro’ es, como bien nos dice su propia autora en su blog

La primera parte de una trilogía de novelas cortas que hablan sobre la búsqueda de la libertad a través de la búsqueda de la identidad.

Esta novela corta es la primera entrega de la trilogía ‘Post Scriptum y se enmarca dentro de la fantasía. Sin embargo, y aunque ‘Barro’ forme parte de una trilogía, los personajes y la historia que se cuentan en este libro no van a tener nada que ver con los de las siguientes entregas (algo que, sinceramente, me hubiera gustado saber antes de empezar el libro, porque yo pensaba que iban a ser novelas más o menos consecutivas; fallito por mi parte).

La trama de ‘Barro’ resulta, a falta de una palabra que lo defina mejor, extraña. Desde un primer momento sabes que este libro va a ser un libro centrado en el tránsito, en la pérdida y en la identidad propia, con una trama fantástica, pero en cuanto empiezas a leer te quedas algo descolocada, porque no lo ves por ninguna parte. Pero estar, está, no worries. Tan solo hay que ser paciente y esperar.

Jess

Como decía, ‘Barro’ tiene una historia centrada en el tránsito, la pérdida y la identidad y la autora usa un contexto y un mundo fantástico para ilustrarlo. Además, el hecho de que la protagonista se llame Alicia y que al “iniciar su viaje” lo que le suceda es que caiga por un agujero en el suelo me parece bastante significativo. Sin embargo, es un libro para perderse en los detalles.

Después de habérmelo leído, consulté las reseñas de gente conocida en plataformas como Goodreads y todos coincidían en lo mismo: es un libro de detalles y símbolos. Y creo que aquí reside mi “problema” con este libro. Quizá sea por mi forma de leer, quizá por lo oculto que están algunos de esos detalles, hubo cosas que se me pasaron por alto. Eso hace que algunas cosas de la trama y del viaje de Alicia me dejaran un poco con el morro torcido, y no precisamente para bien. Es decir, más te vale estar atenta… o te vas a perder cosas. Pero seguro. De verdad de la buena. Palabrita de niño Jesús.

Ojo, no quiero decir que esto sea malo. Supongo que es bueno, como escritora, poder llegar a ese nivel de detalle y de simbolismo, no quedarte en lo brusco y obvio, pero exige, como lectora, tener un nivel de concentración y observación mayor que con otros libros.

Otra cosas que me molestó o que me llamó la atención es que algunas de las transiciones entre capítulos son bastante bruscas, lo que provoca que, durante un par de páginas, te quedes descolocada, como cuando te despiertas pensando que vas a estar en una habitación porque has soñado con ella y estás en la misma habitación de siempre. Algo por el estilo.

Y claro, te deja toda confundida. Creo que es una sensación generalizada que tuve durante el tiempo que me duró el libro y creo que me ha durado hasta hoy, cuando me he puesto a escribir esta reseña, un mes después de habérmelo terminado. Además, esta sensación de confusión se acrecienta porque, chica, la manera que tiene de escribir la autora también me tiene bastante confundida. ¿Por qué? Porque hay momentos en los que parece que tiene una narrativa a la que le faltan aristas por pulir o que quizá se ha corregido con prisa… pero al volver la página te suelta una de estas frases perfectas, maravillosas y evocadoras que te dejan con el culo torcidísimo.

Sofia Vergara

Como contrapunto negativo he de decir que no me han gustado los personajes. Me da la sensación de que no están muy bien definidos; que sí, sé que es difícil definir unos personajes que aparecen tan poco en una novela tan corta, pero no sé. Es decir, la autora los describe bien en un momento no muy avanzado de la obra, pero luego esa descripción no termina de traspasar el papel, no sé si sabéis lo que os digo. No terminas de ver como son, tanto física como mentalmente (y lo que ves hacen que no te caigan bien, para qué vamos a mentir).

En cuanto a la edición (y aunque este es un aspecto que no suelo comentar pero creo que esta vez debo hacerlo) he de decir que me hago fan desde ya del formato. No sé cómo habían llegado a morir los bolsilibros, las novelas cortas y portátiles de verdad, con lo cómodos que son. Sin embargo, tengo unas peguitas y es que la maquetación no resulta demasiado cómoda. La letra es, quizá, demasiado grande y si hay un párrafo muy largo (en el caso de ‘Barro’, por ejemplo, los hay) te da una sensación de mazacote que nada más abrir el libro te da así como perecita.

Por lo demás, ¿qué más deciros? Todavía sigo confusa con ‘Barro’; sigo sin saber si me ha gustado o no, algo que tampoco sé si es bueno o malo. Creo que voy a tener que darle una relectura (y creedme, no suelo hacer esto) porque creo que me perdí muchas cosas. Tampoco sé si esto es bueno o malo.

¡Hasta la próxima, sugus!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s