Recursos para escritores

Diario de supervivencia al Nanowrimo – Semana 2

¡Segunda semana del Nano! Y la primera con un fin de semana de por medio. Creedme cuando os digo que eso ha complicado bastante el conseguir las palabras diarias. Pero no os preocupéis, eso os lo voy a contar algo más adelante. Por ahora, miremos cómo va mi gráfica, que creo que es una manera muy bonita de empezar estas entradas

Captura de pantalla 2017-11-09 21.00.25

Esperad… ¿Eso es…? Sí, sí, es lo que parece.

18029 palabras

Cualquiera diría que a estas alturas me iba a encontrar con este número de palabras. De verdad os digo que yo me imaginaba tirando la toalla al par de días porque no me veía para nada capaz de seguir el ritmo. Es decir, son 1666 palabras al día. Se dice pronto, pero creo que los escritores sabéis lo que se suda para conseguir esas 1666 palabras al día durante un mes. Que es que son muchas. Y yo creo que no he conseguido esas palabras desde que era una adolescente y me pasaba las tardes de verano sentada escribiendo. Y a veces ni eso.

Pero el tema es que estoy siendo capaz y no sabéis lo feliz que me hace eso, lo feliz que me siento al ver que estoy sacando esto adelante. ¿Qué me estoy quitando de otras cosas como jugar más tiempo a videojuegos? Sí. ¿Que he supeditado mi vida social a esto? También. Pero os digo una cosa. El Nano puede ser un “juego”, un mes en el que todos nos divertimos y nos frustramos juntos, nos retamos entre nosotros para conseguir 50000 palabras. Pero no se nos puede olvidar que esto es un ensayo de tu posible futura vida como escritor.

Y yo tengo claro que quiero que esto sea mi trabajo. Para esto necesito constancia, quitarme de otras cosas por trabajar, supeditar mi vida social a haber terminado mi trabajo, resumirla en «hoy todavía no he escrito, lo siento, chicos, no puedo ir al cine a esta hora, ¿podemos ir a la siguiente sesión?».

Diría que no me cuesta, pero en realidad cuesta. Cuesta, como todo trabajo. Pero creo que merece la pena.

Pero bueno, vamos a hablar del Nano, que para eso hemos venido.


El fin de semana

Ay, mi amigo fin de semana. Cómo has costado, maldito seas.

Aprecio mucho la vida con mis amigos los fines de semana. Me gusta quedar con ellos y, si por lo que sea no tengo plan con mis amigos, quedo con mi pareja. Así que, pase lo que pase, la tarde del sábado siempre la tengo ocupada, de una manera o de otra. Y por las mañanas de los findes nunca estoy en mi casa… y escribir “donde no toca”, de forma incómoda y rodeada de distracciones no me gusta. Por lo que sí, me preocupaba no poder sacar tiempo para escribir las palabras diarias.

Por suerte, me rodeo de gente que me comprende. Gente a la que le digo «tengo que sacar mis palabras de hoy» y su respuesta es «bueno, pues tú dirás entonces cuándo puedes quedar». Eso ha hecho que el finde haya sido fácil de sacar y que, aunque bajé un poquito el ritmo respecto a los días anteriores, haya podido escribir las palabras que tocaban e incluso unas poquitas más.

Sí, tuve que eliminar de mi rutina de fin de semana las dos sesiones (mañana y tarde) y dejarla en una única de tarde, pero esto me ha enseñado una poderosa lección: el Nano y el trabajo de escritor también consiste en adaptación. Tanto tuya como de todos los que te rodean.

Lo que me lleva al siguiente punto.


La vida

Hay veces que la vida se mete en tu camino para trastocarte los planes y los horarios que te habías hecho para ti misma. Porque recordáis que la semana pasada os dije que me había hecho (de forma bastante orgánica, de hecho) una organización de mi tiempo para escribir en dos sesiones y así sacar un montón de palabras al día, ¿no?

Pues eso se va a acabar, sugus. ¿Y por qué?

Porque tengo curro.

Glitter

Y de lo mío.

party

Sí, sí, como lo léeis. He conseguido un trabajo temporal en un archivo y empiezo a trabajar el lunes. Este. Mismo. Lunes. Estoy contentísima y todavía no me lo creo, de verdad que no.

party2

¿Y qué implica esto? ¿Voy a dejar el Nano de lado?

A ver, no. Evidentemente voy a tener que replantearme mis horarios. Trabajaré de mañana, así que tendré que buscarme tiempo para escribir y hacer el resto de mis mierdas por la tarde. Durante esta semana he estado ya «ensayando» y la verdad es que no ha ido nada mal. Aunque el avance de palabras no era tanto como el que había pensado que iba a lograr con dos sesiones diarias, sí que es cierto que se me ha dado bastante bien.

Entonces… ¿Qué he aprendido de todo esto? Que la vida siempre se pone en tu camino. Que no importa cómo de organizado tengas tu trabajo, tu nano, tu proyecto… Da igual. Siempre van a aparecer cosas. Trabajos, compromisos, la vida en sí misma… Siempre. Y la vida no va a parar para esperarte. Eres tú el que tiene que arremangarse y adaptarse a lo que se te plantea.

Porque, si no, te acabarás pegando una hostia tras otra y los postoperatorios de rinoplastia no son lo más agradable del mundo.


Bueno, sugus, con esto os dejo. Espero que os haya servido un poquito todo lo que os he contado y, no os olvidéis: el viernes que viene vendré con el artículo de la tercera semana. Estoy deseando ver cómo se desarrolla esto de trabajar y escribir el Nano a la vez.

Voy a escribir las palabras de hoy que, con la tontería, me he liado con el artículo y todavía no las tengo.

¡Hasta la próxima, sugus!

Anuncios

2 comentarios en “Diario de supervivencia al Nanowrimo – Semana 2”

  1. AAAAH FELICIDADES POR TU NUEVO TRABAJO!! <3333 ¡¡Me alegra un montón esto!! Y qué bien que te esté dando tiempo del NaNo… llevas un ritmo genial, la verdad. Como bien dices, es lo que quieres como trabajo así que a veces la vida social hay que apartarla (que no va a ser siempre así) para alcanzar los objetivos que quieres.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s